Juegos deportivos

Horario: viernes de 16:00 a 17:00

Ubicación: gimnasio

Profesora responsable: Javier de Antonio y Mónica López Suárez

OBJETIVOS

1.Objetivos físico-deportivos:

  • Promover la adquisición de hábitos saludables valorando positivamente la práctica del ejercicio físico.
  • Fomentar el desarrollo de las cualidades perceptivas, el conocimiento del propio cuerpo y la agudeza de los sentidos.
  • Desarrollar aptitudes psicomotrices tales como coordinación, equilibrio, lateralidad, y habilidades motrices básicas.
  • Potenciar el desarrollo motor físico y la adquisición de destrezas sensomotrices de agilidad y fuerza , así como los valores de la educación deportiva ( juegos en equipo, cooperación).
  • Fomentar la iniciación al aprendizaje de destrezas básicas en diferentes deportes.
  • Propiciar la práctica y el conocimiento de juegos alternativos, basados en principios diferentes a una mera competición.
  • Fomentar la práctica y conocimiento de juegos tradicionales.

2. Objetivos psicopedagógicos: Todos los objetivos anteriores, con un carácter más propio de actividades deportivas y físicas, se desarrollarán y enmarcarán en base a los siguientes objetivos educativos; los que, si no más importantes que los anteriores, sí al menos articulan todo el programa de actuación.

  • Desarrollar la autoestima de cada uno de los participantes en la actividad, de forma que adquieran un concepto de sí mismos/as positivo, sintiéndose seguros y capaces.
  • Fomentar la seguridad y la satisfacción personal en cada niño y en cada niña, en un ambiente lúdico en el que se sientan confiados.
  • Favorecer en los niños y niñas la adquisición de habilidades sociales apropiadas, que les capaciten para relacionarse de forma adecuada y satisfactoria con sus iguales, así como con los adultos.
  • Potenciar un comportamiento autónomo y responsable en la realización de las actividades, favoreciendo en todo momento sus propias iniciativas y la toma de decisiones.
  • Promover el pensamiento creativo y la imaginación.  

ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS

  • Combinar el aprendizaje competitivo con el aprendizaje cooperativo: el primero buscará la motivación de los alumnos hacia las actividades, mientras que el aprendizaje cooperativo será un objetivo a conseguir en todas las actividades, en las relaciones entre los chicos, de cara a conseguir una óptima integración de todos.
  • Adecuar siempre el grado de dificultad de las actividades al nivel de desarrollo de los niños y niñas, realizando si es necesario juegos diferentes para edades diferentes.
  • Buscar y proporcionar oportunidades de éxito para todos los alumnos, ofreciéndoles actividades reforzantes, en las que todos puedan conseguir el éxito (“hacerlo bien”) en algún momento.
  • Fomentar el conocimiento y la confianza entre ellos como base de más óptimas relaciones interpersonales, favoreciendo las relaciones entre iguales.
  • Proporcionar estrategias para resolver los conflictos de forma pacífica y dialogada, censurando todo tipo de conductas agresivas.
  • Trabajar en un contexto de coeducación y tolerancia.

PAUTAS GENERALES

Señalamos aquí un conjunto de pautas metodológicas generales que, en función de los objetivos anteriores, se intentarán desarrollar en las diferentes actividades: 

El juego: Tal como indica el nombre del taller, el juego es el principal eje metodológico a tener en cuenta. Todas las actividades se enmarcan en un contexto lúdico. El juego es la forma natural de actuación del niño en esta edad, mediante la cual investiga, explora posibilidades, libera tensiones, etc… Los juegos que se desarrollan en el taller se engloban en diferentes bloques, combinándose en cada sesión juegos de dos o más tipos:

  • Juegos de calentamiento
  • Juegos tradicionales
  • Juegos predeportivos
  • Juegos y deportes alternativos
  • Juegos psicomotrices

Participación activa: El taller se enmarca dentro de las actividades extraescolares, en un contexto lúdico en el que las niñas y niños deben divertirse. La participación activa consiste en que los niños hagan suyo el taller, aprendiendo juegos, mostrando sus preferencias e inventando nuevas reglas o incluso juegos nuevos. Siempre en función de las edades, los chicos propondrán actividades. En ocasiones ellos las prepararán o enseñarán a otros, incluso creando o cambiando reglas. Se fomentará así una participación activa y que hagan suyas las actividades interiorizándolas, algo fundamental para su motivación y la comprensión de normas.

PROGRAMA DEL TALLER: DEPORTES Y OTRAS ACTIVIDADES.

Ya hemos visto que si bien los objetivos propuestos se estructuran en dos grupos, los referentes a actividades físico-deportivas y los objetivos psicopedagógicos, esta distinción es meramente clarificadora: en el proceso de intervención las actividades que a continuación se describen se planifican y desarrollan en función de ambos tipos de objetivos que, de esta forma, se integran y articulan conjuntamente. A continuación pasamos a reseñar una muestra representativa de las actividades llevadas a cabo, en función de los objetivos que pretenden cumplir:

JUEGOS TRADICIONALES: El objetivo es recuperar los juegos tradicionales, juegos de “toda la vida” que se han ido quedando relegados a un segundo plano o incluso olvidados. Mediante estos juegos se desarrollan multitud de destrezas y capacidades. Como ejemplo de juegos tradicionales podemos citar.

  • El soga tira
  • Carreras de sacos
  • La conejera
  • La gallinita ciega
  • El escondite
  • El rescate
  • La zapatilla por detrás

 JUEGOS PREDEPORTIVOS: En este bloque se encuadran los juegos directamente relacionados con el aprendizaje de destrezas propias de determinados deportes. Como ejemplo se puede considerar:

  • Baloncesto: Encestar, botar…
  • Fútbol: Chutar, parar…
  • Volleyball: Recibir la pelota, pasarla por una “red”…
  • Atletismo: Carreras, relevos, saltos,…
  • Hockey: Llevar la pelota con un palo…

DEPORTES Y JUEGOS ALTERNATIVOS: La práctica de otros deportes diferentes a éstos más tradicionales y conocidos es importante. Estos deportes y juegos cambian la dinámica a la que están acostumbrados, integran destrezas y además les permite la oportunidad de crear sus propias reglas, de intentar entre todos nuevas formas de jugar, de ser creativos. Son experiencias que se adecuan especialmente al principio de aprendizaje cooperativo. Estos juegos constarán de reglas simples, de fácil comprensión para los niños y niñas de estas edades.

  • Fútbol sin balón: dos equipos separados físicamente cada una en una parte del campo, deben “meter gol” en la portería contraria, siendo ellos mismos el balón: es decir tratándose de introducir ellos mismos en la portería del equipo contrario, pero debiendo cambiar de equipo al ser interceptados por algún miembro del otro equipo cuando se encuentre en la zona de éste. Los chicos deben idear y planificar el plan que seguirán, cómo se situarán, etc. Se coopera en cada equipo, compitiendo contra el contrario, pero el simple hecho de continuos cambios de equipo, en lugar de haber eliminaciones, hace que sea una competición alternativa con un sentido diferente.
  • Futbolín gigante: Una pelota gigante es la bola de un futbolín, cuyos jugadores son los propios alumnos, sentados en el suelo y sin poder levantarse. Deben jugar en equipo y tratar de pasar la pelota al lado contrario intentando meter gol.

JUEGOS PSICOMOTRICES: Los juegos psicomotrices son un instrumento ideal para desarrollar destrezas en los más pequeños. Mediante estas actividades se pretende desarrollar habilidades psicomotrices básicas como:

  • Desarrollo del esquema corporal: Equilibrio, lateralidad, coordinación, tono muscular, relajación.
  • Desarrollo de habilidades sensoperceptivas: Orientación espacial, atención, discriminación sensorial.
  • Desarrollo de patrones motores básicos: Desplazamientos, lanzamientos, recepción, salto.